Una historia que recordarás

Fragmentos tomados de El juguete perdido:

«…Tras una parada en Halifax, Nueva Escocia, seguiría rumbo hacia el puerto de Nueva York, en una travesía de doce días”

Barcos cargados de gentes y de historias, de motivos, de ganas, de incertidumbre, pero, ¿qué puede hacer que alguien tome la decisión de dejarlo todo atrás y se lance hacia el vacío de lo desconocido? Y, una vez tomada la decisión, ¿qué destino elegir?

«…Por el tamaño de los edificios parecía que los niños estaban en lo cierto cuando afirmaban que esa ciudad estaba habitada por gigantes, los neoyorquinos debían serlo, y por eso necesitaban casas tan grandes para vivir.

Para João el gesto adusto de la dama cubierta por la verde pátina del tiempo era indescifrable. Por momentos le parecía severo, temible, como si los esperara para imponerles un castigo, otros se le antojaba protector, como si portara aquella llama, también enorme, como una invitación a acercarse a ella para evitar que se perdieran en la densa niebla que frecuentemente oculta la bahía con un manto gris y espeso.”

La vida es un viaje que transcurre en etapas. Cada una de ellas tiene su propio pulso, su duración será marcada tanto por las vivencias experimentadas, como por el paso natural del tiempo, pero el tener que madurar y dejar atrás la ingenuidad lejos de casa les imprime una cierta urgencia, obliga a abreviar los tiempos, a estar alertas ante los cambios para acostumbrarse a un mundo nuevo.   ¿Cómo adaptarse a un lugar completamente distinto, a una vida tan diferente?

“Completaban la estampa docenas de barcos de todos los tamaños y tipos imaginables: remolcadores, acorazados, vapores y veleros, cuyas velas blancas parecían emular en el mar el vuelo de las gaviotas en el cielo. Al fondo, recortando el horizonte, aparecían el monumental puente de Brooklyn, suspendido sobre el East River por soportes colosales de hormigón surcados por entramados de acero, y la impresionante hilera de edificios que parecían arañar las nubes. Todo tan distinto, tan desconocido, tan moderno.”

El asombro puede desterrar a un rincón del espíritu la nostalgia por lo que dejamos atrás; mientras la mente esté inmersa en el descubrimiento de nuevas maravillas no tendrá espacio para los recuerdos, es algo así como que la vida se convierta en un viaje de vacaciones, pero sin fecha de regreso.

Acompaña a un joven emigrante a descubrir las maravillas del Nuevo Mundo, míralas a través de sus ojos, sorpréndete con él ante ellas en las páginas de mi novela más reciente.

“Animado por la curiosidad hizo un recorrido para conocer a los gigantes de la ciudad. Se maravilló con los 58 pisos y 241 metros del Edificio Woolworth, pensó que ninguna obra construida por el ser humano podría superar esa hazaña, hasta que se topó con el majestuoso Empire State, de 102 pisos y 440 metros de altura.”

Sentirse pequeño, querer desaparecer, temer que una edificación gigantesca se desplome y nos aplaste, admiración salpicada de incredulidad…todo eso y más sintió el joven inmigrante al visitar Nueva York.

El poder de los libros, sin lugar a dudas, es el de transportarte a cualquier lugar sin tener que salir de casa. Te invito a dar una vuelta por la ciudad de Nueva York de 1954 junto a nuestro joven protagonista, vive con él sus aventuras y sus tropiezos en El juguete perdido, disponible en Amazon, una historia narrada en dos tiempos, cuya trama se desata cuando un abuelo y su nieto tiran desde el presente de una hebra de recuerdos que giran en torno a «un camión rojo, grande, bonito, con una plataforma para carga y barandas de madera en los costados, una compuerta en la parte de atrás y defensas metálicas cromadas y relucientes», cuya desaparición, ocurrida durante una noche de tormenta en Detroit, marcará la vida de una familia

Por tiempo limitado podrás descargarlo gratuitamente a través de Kindle Unlimited.

Una de las cosas buenas del mundo de los libros es que en él descubres gente bonita, como me ocurrió con este portal de letras https://tunovela.es/blog/, que me encantó.

Anuncio publicitario

3 Comments

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s