Soy la que escribe

La que se sienta cada día ante la hoja en blanco y le pregunta, ¿qué quieres?, ¿de qué conversamos hoy? A veces me responde.

Soy la que escucha, la que aguarda atenta el susurro de las musas.

La que envía mensajes encriptados que estallan como pompas de jabón cuando llegan a sus destinatarios.

La que tiene miedo a equivocarse, pero es lo suficientemente terca como para insistir.

La que se deja a veces las ideas mal puestas y entonces vuelve y relee hasta que todo queda bien ordenado.

La que se emociona al ver un trabajo propio publicado por alguien más y se aterra al pensar que no estará a la altura, que no gustará.

Soy a la que se le detiene el corazón y se le aguan los ojos por los comentarios amables de los mejores lectores del mundo: los míos. (¡Ja!).

Soy la que intenta enmendarle la plana a la vida y escribe historias con finales felices.

Soy la que no termina de crecer (ni lo hará, a estas alturas, ¿qué caso tiene?).

Soy la que alcanza la felicidad cuando logra escribir dos líneas cargadas de sentido.

Soy la que intenta explicarse el mundo a través de las letras y no deja de maravillarse por el difícil ejercicio mental que supone transcribirlo con ellas. Amo el lenguaje y aún me asombra su poder como vía de comunicación, llega a superar a un apretón de manos; acaricia el alma más allá de la piel.

Soy la que escribe de oído.

Soy la que se acerca a ustedes hoy a desearles un feliz fin de semana.

8 Comments

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s