¿Es posible atrapar el arcoíris?

Lamentablemente no, pero en nuestro bello planeta existen lugares donde podemos caminar sobre él, porque las montañas, en su recorrido incesante hacia las nubes, capturaron sus colores para siempre.

Franjas rojas, azules, verdes, amarillas destacan sobre el lomo de escarpadas montañas.

La Montaña Arcoíris o Vinicunca en Perú

Parecen paisajes hechos por el hombre, pero no lo son.

La Montaña Arcoíris en Perú, la Serranía del Hornocal de Jujuy en Argentina, donde se encuentra el Cerro de los 14 colores o el Parque Geológico Danxia en China son la puesta en escena de un proceso geológico que duró millones de años, es bastante complejo e involucra diferentes etapas y agentes. Veamos:

Durante siglos, el agua de la lluvia y de los ríos fue arrastrando grano a grano diferentes tipos de estratos o sedimentos, de colores muy particulares, y los depositó en capas horizontales. El peso de una capa sobre otra ejerció la presión suficiente para compactarlas. Son materiales residuales distintos, cosa importante para entender por qué sus colores son diferentes.

Pasó el tiempo y las placas tectónicas de nuestra Tierra, siempre cambiante, siempre en movimiento, enfrentaron su propia guerra de titanes, chocando entre sí.

Placas tectónicas

La manifestación visible de este fenómeno se conoce como orogénesis, y es el proceso mediante el cual se forman las montañas tras una colisión, creando pliegues en la corteza terrestre que han dado origen al surgimiento de colosos como la cordillera de los Andes y la del Himalaya. Entonces, estos terrenos que estaban ocultos bajo el suelo emergieron, quedando expuestas las distintas capas de sedimentos acumuladas durante siglos. Intervino la erosión, el agua le dio forma al terreno y eliminó los residuos siliciclásticos, develando sus colores. El mineral de hierro presente en las capas se oxidó al quedar expuesto al  aire, aportando al paisaje el color rojo oscuro.

Colisión intercontinental

Uno de estos hermosos lugares es La Montaña Arcoíris o Vinicunca, denominación indígena, que está ubicada a 170 km al sudoeste de Cusco, en Perú, tiene una altura de 5.200 metros sobre el nivel del mar y es parte de la Cordillera de Los Andes, la más larga del planeta, con 7.240 Km de longitud. Es de tipo perioceánico, donde la placa de Nazca se introduce debajo de la placa suramericana. Su origen se calcula entre los períodos terciario y cuaternario, hace unos 65 millones de años, pero, curiosamente, esta maravilla apenas fue descubierta hace poco más de cinco años, porque antes estaba cubierta de nieve que se fundió a causa del calentamiento global.

Placa de Nazca

¿Recuerdan que mencionamos arriba el origen de los colores?, pues he aquí la explicación: los colores de sus franjas se corresponden con la presencia de diferentes materiales en el suelo:

Rosado o fucsia: mezcla de arcilla roja, fangolitas y arena.

Blanco: arenisca (arena de cuarzo) y piedra caliza.

Morado o lavanda: mezcla de arcilla y carbonato de calcio y silicatos

Rojo: argilitas, arcillas y óxido de hierro

Verde: arcillas ricas en ferro magnesiano (mezcla de hierro y magnesio) y óxido de cobre.

Pardos, mostaza o dorado: limonitas, areniscas calcáreas ricas en minerales sulfurados (con presencia de azufre).

Hermoso, ¿verdad?

Parque Geológico Nacional Zanghye Danxia en China

Al otro lado del mundo, este fenómeno fue replicado en el Parque Geológico Danxia (nubes rosadas) en Zhangye, declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2009. Está ubicado a 1.800 km de la capital China, Beijing, en la provincia de Gansu, el noroeste del país. Abarca una superficie aproximada de 520 kilómetros cuadrados, en las montañas Qilian, de unos 55 millones de años de antigüedad.

Los sedimentos que dieron origen a su espectacular colorido se acumularon en el subsuelo durante 24 millones de años. Posteriormente, debido a la colisión entre las placas tectónicas Indo-Australiana y Euroasiática, estas placas se elevaron en el mismo proceso que originó el Himalaya, quedando expuesto este arcoíris de piedra.

Argentina también cuenta con el privilegio de tener su propia paleta de colores geológica en la Serranía del Hornocal de Jujuy, conocida como la Montaña de los 14 colores.

Serranía del Hornocal de Jujuy en Argentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s